UN YO

 

Soy Eva García. Soy yo junto con un montón de nombres propios, de yos, los de ahora y los de antes y los de mucho, mucho antes cuando ni si quiera imaginaba quien sería hoy.

 

Diversificar mi hacer, sobre todo la mirada, y ponerme varios sombreros profesionales en ocasiones, me complica poder comunicar sobre qué me mueve, qué hago y cómo lo hago. comuArt trata de aglutinar y explicar con mayor claridad.

 

Mi recorrido está marcado por una muy temprana vocación por el canto y por actuar, por mis estudios en una escuela de Arte Dramático de provincias y la sensación de no encontrar mi lugar ni emocional ni profesional. Siempre me he sentido en los márgenes del que ha sido mi contexto. Quizás no es casual que me dedique a lo que me dedico….

 

Me planté en Paris más desde una intuición que desde una decisión sesuda y allí descubrí a Augusto Boal. Salté al CTO-Río de la mano de un sorprendente benefactor y Brasil me descubrió el poder de la creación artística para a deconstruir imaginarios.

 

Después de un periplo de prueba, error, evidencia, y de discernir límites tantos los propios, como en relación con el otro y con el mundo (paso continuamente de lo micro a lo macro) co-creaba transFORMAS en Barcelona y me sentía por fin en el hogar. Esta fue mi primera experiencia comunitaria en mi cuerpo, en mi ser, en la que yo estaba en juego. Me fortaleció, me confrontó y me sitúo continuamente en un incómodo no saber.

 

Mi mirada es periférica y mis intereses también. Tuve la oportunidad de sumarme al equipo de las Jornadas de Inclusión como primera coordinadora de contenidos y producción. Me descubrió complicidades, necesidades compartidas y desconocidas hasta entonces. Mi aportación pasó por llevar a las instituciones, las maneras de hacer y los valores del arte comunitario, y desde ahí me sumé.

 

Hace tres años sentí, sentimos, que la aventura en transFORMAS se había acabado. Me encontré de nuevo con mi yo, más cómoda. Sin que me suponga una contradicción sumarme a organizaciones y proyectos con objetivos y en momentos muy diversos, pero que tienen la voluntad de emprender proyectos artísticos colaborativos, de creación de vínculos y ampliar horizontes sociales.

 

Una vez más me re-conozco en los márgenes. Me encuentro constantemente ante la hoja en blanco, con lo que se inicia, apasionada y emocionada por el reto y la posibilidad. Jugándomela con el juicio y las exigencias.

UN NOSOTRAS

 

¡Somos muchísimas! Nada de lo que ha pasado hasta ahora hubiera sucedido si no fuera por la suma y por el bendito azar del encuentro, de la confianza y de conexión espontánea. Trío mágico que ha hecho posible lo impensable.

 

Nunca olvidaré al volver de Brasil, absolutamente removida por la experiencia con Boal -en persona, en su contexto- como, Domingo Ortega al frente del Aula de Teatro de la Universidad Carlos III me convenció, mientras yo temblaba, para que diera formación sobre Teatro del Oprimido.

 

Años después, en el parque de La Ciutadella en Barcelona, otro grupo de osadas nos decían si -a Antonio Masegosa y a mí- para crear una asociación que explorará las posibilidades del Teatro Social. Así nacía transFORMAS artes escénicas y transformación, una espiral de movimiento e inspiración: Joana, Mercè, Ferran, Noe, Oscar, Eva, Natalia, Enric, Guille, Elena, y + y + y +

 

Un teatro en un espacio inédito para la producción cultural y un grupo permanente de personas fueron la base de teatroDENTRO formación y producción artística en prisiones. De la mano de Thomas Louvat se sumaron en primera línea Guillem, Esperanza, Joana, Laura, Alicia, Noe, José, Xavi, y + y +. Nos confrontó con espacios donde los límites entre la justicia y la injusticia son muy difusos y nos obligó a encontrar donde situarnos. Negociaciones y acuerdos fundamentales con las instituciones penitenciarias, cada una desde su lugar y trabajando juntas. Con proyectos europeos asociados desde el primer día y la guinda: hacer el primer largometraje de ficción con personas presas. Teatro, cine, técnicas del espectáculo, los espectadores pasando a formar parte del proyecto FORA’m. Así teatroDENTRO desbordó los muros, la creación…

 

El trabajo con las Jornadas del INAEM permitió conocimiento mutuo con gestores culturales, teatros, el con-tacto con proyectos del todo el territorio… Y que el evento, iniciado tres años atrás, evolucionara atendiendo más las necesidades e intereses de entidades y personas implicadas.

 

Ahora los movimientos para generar nuevas colaboraciones se están dando de dentro hacia fuera o de fuera hacia dentro: propongo o me proponen. Un movimiento generoso, que parte de la idea de que no hay una sola manera de hacer. Camino de la mano de: Marina y Sofia (Las Magas), de Elena y Xirou (Aquario Barcelona), de Carles y Miguel Ángel + 50 (Art i Part), de Eugene (ICAF), de Irene (Ópera Prima), de Jaime y Almudena (Jornadas Inaem)